Cada vez es más común oír a gente molesta por recibir llamadas o correos insistentes para vender, con publicidad atosigante y sin conocimiento de causa.

 El Marketing directo debe ser impecable.

Si vamos a contactar a nuestros clientes con un programa de relacionamiento, lo debemos hacer sólo en el momento en que nos sintamos seguros de ser capaces de gestionar y analizar toda la información que tenemos sobre ellos. Desde demográfica, geográfica y hasta la de sus hábitos de consumo con nuestros productos o servicios.

Solo entonces podemos atrevernos a hablarles de manera directa, ya que esto nos permitirá ser oportunos, ofrecerles solo lo que creemos que pueden necesitar o que les pueda llamar la atención y hacer una labor de cross selling y  maximización del cliente de una manera muy racional y efectiva

Esto lo logramos con un buen programa de CRM que nos permita hacer segmentaciones muy precisas.

Aquí les damos 10 tips para hacer un plan de relacionamiento efectivo, que agregue valor y que construya lealtad:

  1. No contactes a un cliente sin saber cuándo fue la última vez que interactuó con tu empresa y de que manera. No pierdas de vista las quejas, es muy fácil crear una mala imagen después de una queja.
  2. Mientras mayor sea la segmentación y el número de mensajes conseguirás mejores resultados.
  3. Si no cuentas con un programa de CRM debes ser muy cuidadoso en el análisis de tu base de datos y en la definición de reglas de segmentación.
  4. De preferencia no contactes a un cliente mas de 1 ves cada 6 meses a menos de que la comunicación lo amerite, por ejemplo que sea día de su cumpleaños para felicitarlo.
  5. Piensa muy bien el título de tu pieza de comunicación. Este tendrá que ir muy de la mano con el beneficio que estás ofreciendo en el mailing.
  6. Cuando hagas el mensaje léelo desde el punto de vista de cliente y pregúntate si te agregó valor la comunicación. No pierdas de vista que debe tener una cabeza atractiva, que agregue valor y que el “call to action” sea muy claro y efectivo para que nos lleve a cumplir el objetivo que hayamos definido de la pieza.
  7. Nunca hagas un esfuerzo que no sea 100% medible y guarda las mediciones para futuros análisis y envíos.
  8. Apégate a las leyes del IFAI para que tu cliente tenga la seguridad de que utilizas sus datos de manera correcta y que pueda pedir que no le vuelvas a mandar ese tipo de comunicaciones, es decir, cuidar mucho el “permission marketing”.
  9. En el caso de mailings, utiliza siempre una plataforma de envíos que te asegure no caer en SPAM y que el remitente sea del dominio de la compañía para dar certeza y seguridad al receptor. Debes cuidar también que el mailing esté programado en HTML con botones en el “call to action”. Nunca mandes una imagen como mailing
  10. Nunca hagas una llamada o mandes algo que a ti te molestaría recibir. Muchas veces al estar envueltos en el día a día con nuestros productos o servicios, perdemos la perspectiva, endiosamos nuestro producto y perdemos un poco esa objetividad.

 

Hagamos un plan de comunicación directa a largo plazo. Los esfuerzos aislados casi siempre pasan desapercibidos y no cobran fuerza si no están respaldados por una estrategia en el tiempo que nos permita estar creando recordación de marca de una manera agradable o no intrusiva.

 Acércate a tu consultor en marketing.

 

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos.

0
0
0
s2sdefault

Colaboradores del Blog

  • Jaime Durán

    • Fundador
    • Director General
    • Mercadólogo con más de 25 años de experiencia.
    • Pionero en estrategias de marketing digital y redes sociales.
    • En 2007 encabezó el equipo de marketing digital de Telmex, una de las primeras empresas en utilizar social media como canal de comunicación con sus clientes.
    • Fue CEO de las oficinas en México WebAr Interactive, agencia digital con mas de 15 años de experiencia lidereando estrategias digitales de algunas empresas transnacionales, entre algunos otros cargos.

  • 1